13 cosas que nunca debes llevar a una entrevista de trabajo

Al momento de acudir es tan importante la primera impresión que causemos al empleador como las respuestas a sus preguntas. 

Cuando llega el momento de afrontar una entrevista de trabajo, cada persona tiene sus estrategias, trucos y métodos para lograr causar la mejor impresión.

Y si bien es cierto no existe un manual escrito que sirva de guía para lograr la entrevista perfecta, sin embargo, hay varias cosas que se debe evitar a toda cosa si no se quiere echar a perder la oportunidad de conseguir empleo.

Así que para tener una idea cómo presentarse en una entrevista laboral, ofrecemos una lista de cosas que nunca hay que ponerse para ir a una entrevista de trabajo.

1. Ropa arrugada

El candidato debe asegurarse de tener planchada la ropa planchada que ha sido elegida la noche anterior para la entrevista. Así que una recomendación es elegir también prendas que no se arruguen demasiado.

2. Traje

Antiguamente, la gente acudía con traje  (llámese terno y corbata) a una entrevista de trabajo. Pero, como los tiempos han cambiado, ahora puede resultar contraproducente si la mayoría de los trabajadores visten de un modo más informal.

3. Ropa colorida o patrones llamativos

Hay que apostar por un estilo conservador con tonos suaves como el azul, el gris o marrón, y no llevar colores o patrones demasiado llamativos.

4. Ropa manchada o con sudor

Aparecer en una entrevista de trabajo con ropa manchada o con sudor no solamente demuestra una mala imagen de sí mismo, sino que además el candidato se sentirá inseguro ante el empleador. Procurar entonces ir cómodo y limpio.

5. Camiseta y jean

Al igual que no resulta apropiado llevar traje, tampoco es buena idea acudir a una entrevista de trabajo en camiseta y pantalones jean, a lo Mark Zuckerberg. Lo recomendable es un punto medio entre lo informal y lo clásico.

6. Ropa de gimnasio

Es pésima idea asistir a la entrevista laboral con ropa deportiva por mucho que se haya puesto de moda en los últimos tiempos.

7. Corbata llamativa

Se debe evitar llevar una corbata que sea de colores o con  patrones demasiado llamativos. Mucho mejor son los tonos más clásicos como el azul, rojo o gris.

8. Jeans rotos

Aunque no es mala idea ir a la entrevista en jeans, sobre todo de color negro, se puede arruinar la entrevista laboral si están rotos. Y es que se dará una imagen de poca profesionalidad.

9. Zapatillas de deporte

Aunque se trate de una oficina informal, es mucho mejor acudir con zapatos en lugar de zapatillas.

10. Ropa de gala

Una entrevista de trabajo no es una alfombra roja. Por muy elegante que se pueda parecer, se podría estropearlo todo si se acude con ropa de gala mismo Premios Oscar. Incluso aunque se postula a un puesto de la industria de la moda.

11. Exceso de perfume

Un poco de perfume está bien, pero si se pone demasiado puede llamar la atención en exceso.

12. Auriculares

Esperar a ser llamado para una entrevista con los auriculares puestos da una imagen poco seria y despreocupada, además que quizás no se escuche cuando se dirijan a uno para que pasar a la entrevista laboral.

13. Demasiado maquillaje

Un simple toque de maquillaje es suficiente para estar presentable en una entrevista. Nada de excesos ni colores llamativos. Tampoco es apropiado lucir joyas extravagantes.

Vía: es-us.finanzas.yahoo.com