Así funcionan las alianzas estratégicas para tu Pyme

Nadie es una isla. Las alianzas estratégicas entre empresas pueden llevar al máximo el potencial de un negocio.

Una alianza estratégica es un acuerdo entre dos o más empresas que se unen para alcanzar ventajas competitivas que no alcanzarían por sí solas a corto plazo sin gran esfuerzo.

Esto por la finalidad de obtener beneficios comunes que pueden ir desde aumentar la producción o reducir costos hasta mejorar la rentabilidad o conseguir más clientes. Suena sencillo, pero el problema reside en cómo conseguir generar alianzas que sean realmente productivas para el negocio.

Lo primero que tener en cuenta es que las alianza estratégicas suelen darse entre empresas que no compiten de forma directa, pero que sí tienen un mismo público objetivo, en muchos casos porque ofrecen productos complementarios.

A pesar de esto, sí es posible que dos o más empresas dedicadas al mismo rubro decidan generar alianzas estratégicas con la finalidad que conseguir ventajas que les permitan competir con las grandes empresas a través de un incremento de la producción que les permita reducir sus precios, por ejemplo.

Cabe anotar que las alianzas estratégicas pueden ir desde complejas alianzas en donde dos empresas unen recursos para incursionar en un nuevo mercado o crear un nuevo negocio, hasta simples  alianzas en donde dos negocios acuerdan colocar los folletos del otro en sus mostradores de atención al cliente.

Alianzas estratégicas para emprendedores

Así que ofrecemos algunos ejemplos de sencillas alianzas estratégicas que se pueden tomar como referencia para ejecutarlas en las empresas peruanas:

– Hay empresas productoras que unen esfuerzos para que cada una se ocupe de una parte del proceso productivo del producto para lograr una mayor eficiencia o aumentar la producción.

– Existen empresas que tienen los mismos proveedores y deciden juntarse para comprar los insumos o mercadería y obtener descuentos por cantidad.

– Otras empresas de diferentes rubros con el mismo tipo de público objetivo se asocian para lanzar una campaña publicitaria u organizar un evento que les permita promocionar sus productos o servicios y así reducir costos de marketing.

– Hay empresas de diversos rubros pero ubicadas en una misma zona comercial que se unen para emitir un talonario conformado por cupones con ofertas y descuentos especiales que pueden ser utilizados en cada una de las empresas, haciendo así la zona más atractiva para los consumidores.

– Puede darse el caso de 2 empresas que ofrecen productos o servicios complementarios hacen un convenio para lanzar un paquete que incluya los productos o servicios de ambas a un precio menor que lo que costarían por separado.

– Finalmente, una empresa acuerda con otra de diferente rubro, pero con el mismo tipo de público objetivo, para dejar tarjetas o cupones de descuento y regalarlos a los clientes, además de vales de consumo o descuentos para sus trabajadores por cada cliente que acuda a su local y hacer efectiva una de las tarjetas que se les proporcionón.

Vía: plusempresarial.com