Plan de modelo de negocios para tener una estrategia de crecimiento exitosa en España

Te presentamos la guía de las cinco estructuras básicas para iniciar o hacer crecer tu negocio con éxito en España.

Sabemos el esfuerzo humano y económico que cualquier empresa tiene que hacer para que su plan de negocio tenga éxito y se convierta en la espina dorsal sobre la que se construye el proyecto emprendedor.

Por eso que toda empresa debe tener un plan de negocios que incluya básicamente los objetivos, las estrategias para conseguirlos, la estructura organizacional, el monto de inversión para financiar el proyecto y soluciones para resolver problemas futuros.

Y contrario a lo que muchos emprendedores imaginan, desarrollar un plan de negocios en España no es complicado como parece: todo nace de una una idea y ver la manera de materializarla por escrito en base en cinco puntos básicos:

1. Estructura ideológica

Se trata del alma de una empresa puesto que aquí se presenta y describe la idea de negocio, así como los objetivos que se pretenden alcanzar. Es como si fuera la tarjeta de presentación de la empresa española frente a los inversionistas potenciales.

Así que la estructura ideológica se integra por los siguientes puntos:

  • Nombre de la empresa: debe reflejar a que se dedica el negocio y el giro en el que se desenvuelve.
  • Misión;: es el propósito por el que surge una empresa y es lo que le da identidad.
  • Visión: es la imagen de la compañía a futuro y su función es inspirar a los colaboradores, inversionistas y público meta para llegar hasta donde se propone.
  • Valores: son las reglas bajo las que se conducirá la organización a la hora de cerrar un trato con clientes, inversionistas y colaboradores.
  • Ventajas competitivas: debe reflejar  los motivos por los que el producto y/o servicio tendrá éxito en el mercado.
  • Compromiso: responde por qué se quiere emprender, determina qué tan persistente es el emprendedor y reconoce las habilidades y calcula cuánto de tiempo se destinará al negocio.
  • Competencias: toma en cuenta la experiencia en el mercado al que se desea ingresar, logros y fracasos, y cuánto se sabe de la industria a la que pertenece el emprendimiento.

2. Estructura del entorno

Es la radiografía de la industria y el mercado donde el negocio se desarrollará en España. Así que conocer el comportamiento del sector al que pertenece la oferta, cómo se han comportado las ventas de productos similares al tuyo en los últimos 12 meses y qué es lo que demanda el público objetivo, ayudará a reafirmar si la idea es viable o hay que reformularla.

Para comenzar a generar esta información, se debe hacer un análisis FODA que permite conocer, por un lado, las fuerzas y debilidades del negocio, es decir, variables internas que se puede controlar, como las fortalezas, las oportunidades, las debilidades y amenazas para posteriormente, enfocarse en reconocer y documentar la industria y mercado.

3. Estructura mecánica

Aquí se incluyen los objetivos y las estrategias de la empresa para tener éxito en España, así como los plazos en los que se deben reportar los primeros resultados. La estructura mecánica es como una bitácora y será la que ayude a detectar errores y el cambio de táctica de inmediato en caso de ser necesario.

Así que con base en la “Estructura del entorno”, se determina qué estrategias se debe implementar para crear un plan de ventas y de mercadotecnia que garantice un flujo constante de ingresos en la empresa.

4. Estructura financiera

Esta es la parte más complicada al momento de desarrollar un plan de negocios con éxito en España: las finanzas. Sin embargo, ésta es la que aporta más información acerca de la viabilidad de una idea para que se convierta en una empresa exitosa.

Así que la estructura financiera básica de un plan de negocios se compone de varios reportes como el estado de resultados, el balance general, el flujo de caja, el análisis del punto de equilibrio, el análisis de escenarios y conclusiones.

5. Recursos Humanos

Si la empresa cuenta con socios fundadores y un equipo de trabajo, es importante delimitar funciones, responsabilidades, salarios y prestaciones de acuerdo al rol que se tenga.

Así que lo primero es desarrollar un organigrama en el que se delimiten las funciones, obligaciones y responsabilidades del equipo con base en sus cargos, sumado a elaborar una tabla en la que se identifique al líder de cada estrategia implementada al interior de la organización ( incluyendo las funciones, gente a cargo, metas a alcanzar y en qué periodo deberá reportar sus resultados).

Y luego que la empresa se consolide, lo ideal es crear un departamento de Recursos Humanos que se encargue tanto de la contratación como del desarrollo de cada trabajador.

Vía. Entrepreneur.com