Dime qué edad tienes y te diré el seguro que necesitas

Muchas personas no consideran necesario contar con un seguro. Sin embargo, tenerlo puede ayudar a proteger de imprevistos y evitar gastos elevados.

Los seguros de vida son productos con los que una persona puede cubrir las consecuencias del fallecimiento y la invalidez. Pero también sirven para tener una bolsa de dinero con la que disfrutar de la época de retiro.

Y es que nadie está libre de que en cualquier momento le ocurra algún accidente que afecte su estilo de vida o el de su familia. Precisamente, contar con un seguro puede servir de respaldo frente a eventos no deseados y que al adquirirlo, implica prevención, y exige evaluar los objetivos y prioridades a futuro. Por ello, la edad es un factor de decisión relevante.

Jóvenes

Francisco Noya, gerente comercial de La Positiva Vida Seguros y Reaseguros, señala que una persona que recién empieza a trabajar, y no tiene familia propia, puede contratar un seguro de vida pensando en sus padres, es decir, para asumir una carga a futuro.

Para ello, podría ser útil un seguro de vida con ahorro, que es un tipo de producto permite guardar dinero para un objetivo financiero personal. «Mientras más joven contrate un seguro, va a tener acceso a mejores sumas aseguradas y a tarifas más económicas. La edad ideal está entre los 25 y 35 años», señala el ejecutivo en una entrevista a Gestion.pe.

Mediana edad

En el caso de una persona que ya tiene una familia va a tener una necesidad distinta. Sus objetivos, serán, por ejemplo, cubrir más adelante los estudios de sus hijos. Entonces, puede contratar un seguro con ahorro pensando en formar un fondo universitario.

El ejecutivo agrega que hay otras personas que adquieren un seguro de vida exclusivamente pensando en dejar algo para sus seres queridos en caso de su ausencia. Puede contratar, en ese caso, un seguro temporal, que se pacta por cinco, diez, veinte años, o el tiempo que acuerde con la empresa.

Durante dicho período, se goza de cobertura a cambio del pago de una prima. Sin embargo, si el asegurado fallece después de la fecha del vencimiento del contrato, los beneficiarios no reciben nada.

Precios

Para muchas personas, los seguros son muy costosos, lo cual les impide adquirir uno. Pero existen distintos planes que varían en su precio y que las personas pueden elegir el que más se acomode al presupuesto.

Por eso que es muy importante empezar con un seguro de salud porque estar sano permitirá continuar con el resto de tus actividades. Luego, si se tiene un auto, se debería protegerlo para no tener una pérdida grande en caso de un accidente.

También un seguro de vida es muy relevante porque ayuda a tener un respaldo ante un imprevisto grave, para que las personas que dependan de uno estén protegidas inclusive si se fallece.

En cuanto a precios, hay seguros de vida muy económicos. Por ejemplo, el de La Positiva, que está dirigido a trabajadores del hogar cuesta S/. 84 anuales.

Vía: gestion.pe