7 cosas que nunca debes incluir en tu CV

Si tratas de mejorar tu CV, entonces debes comenzar por eliminar esas actividades que no resultan atractivas para los reclutadores.

Al escribir un currículum vitae, se piensa que se puede escribir sobre todos los puestos ocupados en toda la vida profesional. Sin embargo, los gerentes de contratación en realidad buscan información de calidad, no cantidad.

Después de todo, se estima que se cuenta con 7 segundos para capturar la atención de un reclutador, por lo que hay que asegurarse en comunicar rápidamente las cosas positivas. Bueno; entonces comienza por quitar estas actividades que no resultan atractivas para los reclutadores.

1. Un idioma que sólo estudió en la preparatoria

Se ha tomado cursos de francés en la preparatoria por algunos meses, pero ¿te encuentras en un nivel donde te sientas cómodo sosteniendo conversaciones cotidianas con hablantes nativos o leyendo en ese idioma? Si la respuesta es ‘no’, entonces no se debe colocarlo en el CV.

2. Habilidades básicas de computación como correo electrónico y Microsoft Word

Es una obligación ya usar el correo electrónico o Microsoft Word que es casi equivalente a saber manejar matemáticas básicas. Es decir, no son diferenciadores, sino que se espera que el postulante sepa usar estas herramientas.

3. Uso de redes sociales

Se puede tener decenas de seguidores en Twitter, cientos de amigos en Facebook y un sinnúmero de likes en Instagram, pero la gestión de la marca profesional de una empresa es una cosa completamente diferente. Trabajar en medios sociales en un entorno profesional a menudo requiere mucho más que simplemente publicar contenido atractivo – a menudo implica análisis de datos, experiencia con medios de pago y más.

4. Las llamadas ‘soft skills’

Estas habilidades son un poco difíciles de manejar porque a los reclutadores no les encanta verlas en los CV. Sin embargo, hay que demostrarlos con hechos. Por ejemplo, decir que somos es un buenos comunicadores no significa nada si no se lo puede probar con ejemplos concretos.

Te puede interesar: 4 tipos de currículum vitae condenados al fracaso

5. Exageraciones o mentiras

Los solicitantes de empleo a menudo suelen incluir palabras para adornar los CV. Pero si no se tienen las habilidades solicitadas en la oferta de trabajo, no hay que incluirlas en el currículum vitae. Puedes pensar que te vas a salir con la tuya, pero a verdad eventualmente saldrá a la luz.

6. Tecnología anticuada

El software y la tecnología que se utilizan en las oficinas pueden cambiar rápidamente, por eso es importante estar siempre al día con su evolución. De lo contrario, se corre el riesgo de parecer que no se puede mantener en un lugar de trabajo dinámico. Así que se debe «echar al tacho» los lenguajes de codificación que ya no están en uso, las versiones obsoletas de los programas de software y otras tecnologías irrelevantes.

7. Información irrelevante

Esto puede sonar obvio, pero realmente hay personas que aún ponen cosas en su CV como ‘cocinero experto de truchas’ o ‘campeón de ping-pong certificado’. ¡No tiene importancia!