Algunos consejos de seguridad para el hogar

Después de unas vacaciones o unos días fuera de casa siempre nos preocupa como encontraremos nuestro hogar, y más aún si hemos sido victimas de algún robo durante nuestra ausencia. 

Proteger nuestra casa de robos y hacer de esta un lugar más seguro es un factor al que cada vez damos mayor prioridad. La instalación de sistemas de seguridad en el interior y exterior de los hogares ayudan a disuadir a los intrusos de sus intenciones.

Por ello te ofrecemos algunos consejos que reducen la posibilidad de ser víctima de un robo en casa o incluso el negocio:

  • 1.- Cuando se sale de casa por varios días 

Siempre es importante verificar si las puertas o ventanas están bien cerradas, incluso hasta con llaves. También procurar que la puerta tenga al menos dos puntos de cierre para que el intruso desista de hacerlo. Y para evitar que apalanquen la puerta debe ser reforzada la parte de las bisagras con pivotes de acero y ángulos metálicos. Y asegurar las ventanas de los sótanos con rejas.

  • 2.- Que la vivienda parezca habitada

Es el mejor método disuasorio por lo que no se debe desconectar totalmente la electricidad. Un timbre desconectado es signo de ausencia. Y no cerrar del todo las persianas. Es importante acudir a la tecnología, ya que estos cuentan con temporizadores automáticos que encienden y apagan las luces, y parece que estuviera habitado el lugar.

  • 3.- Si se vive fuera del casco urbano

Se debe reforzar la vigilancia, iluminar la entrada, el porche y los patios delanteros o traseros. Tener un perro es una buena medida de disuasión y seguridad.

  • 4.- Si se dejan objetos de valor 

Hay que guardarlos siempre en un lugar seguro y no dejarlos a la vista. Si se tiene que dejar objetos de valor, se recomienda guardarlos en una caja de seguridad. Elaborar entonces un inventario con los números de serie de aparatos electrónicos, marca y modelo y fotografiarlos. Si hay robo, será más fácil recuperarlos.

  • 5. Evita comentar los viajes

Nunca comentar los planes con desconocidos o en las redes sociales, pues es la mejor forma que un ladrón sepa que no se va a estar en casa.

  • 6.- No abrir la puerta o el portal a desconocidos

Si se hace compromete la seguridad y la de los vecinos. Y hacerlo sólo servicios que se haya solicitado previamente (agua, luz, teléfono) y exigir antes una acreditación a sus representantes.

  • 7.- Colaboración en el vecindario

Hay que saber que la colaboración ciudadana contribuye a la seguridad de todos. Si se ve gente merodeando en el vecindario o se perciben ruidos en viviendas desocupadas, llamar a la Policía y Serenazgo inmediatamente.

  • 8.- Evitar riesgos 

Si un ladrón ingresa al hogar, nunca se debe hacerle frente. Salir y llamar a quien pueda ayudar,es la mejor opción.