Test para saber como están priorizadas tus relaciones

Relaciones tóxicas. ¿Qué son y cómo acabar con ellas?

Ya sea de modo espontáneo, racionalizado o no, la vida está condicionada por la manera de relacionarnos con el entorno. Familia, pareja y amigos, constituyen nuestros círculos de confianza más cercarnos; sin embargo, pocas veces nos preguntamos si esas relaciones son sanas, en función del tiempo, pensamiento y otros recursos que les dedicamos.

Esta inquietud puede surgir por una sensación, o percepción, de que estas relaciones no son positivas para nosotros, que no nos hacen del todo bien. Para hacer una evaluación, se puede recurrir a un método desarrollado por Marilyn Murray, que tiene por meta establecer relaciones saludables, priorizando siempre por nuestro bienestar.

Así fue reseñado por el portal genial.guru, donde se ofrece el esquema gráfico que sirve para develar la importancia que otorgamos a nuestros círculos de confianza.

Claves para ser una mejor persona

Para empezar, es necesario dibujar el siguiente gráfico, constituidos por siete círculos con-céntricos:

Luego establecerás una jerarquía de todas las personas que están cerca de ti, con el más importante en el círculo interno y progresivamente los menos importantes en los círculos externos.

En términos ideales el círculo podría verse de la siguiente manera:

  • El primer círculo: El ideal es que tú estés en el círculo central. Si otra persona aparece en él, estás otorgando demasiada importancia a la vida de esa persona. Esto puede perjudicar tu salud y tu desarrollo, tanto físico como intelectual.
  • El segundo círculo: Debe encontrarse tu pareja. Estas relaciones son las más estrechas y cercanas en el plano emocional, físico y espiritual. De no tener pareja, el espacio debería permanecer vacío.
  • El tercer círculo: Está destinado a los hijos que dependen de tu cuidado. Con ellos puedes ser abierto, no necesitas fingir.
  • El cuarto círculo: Se destina a hijos que son independientes, o que tienen sus propias familias. Con ellos puedes compartir tus pensamientos y sentimientos, aportan tranquilidad y confianza.
  • El quinto, sexto, séptimo círculo: Parientes, amigos, trabajo, pasatiempos, mascotas y diversos elementos con los cuales se llena tu vida.

Esquema común entre mujeres

  • Se trata de relaciones dependientes en la familia: la mujer participa demasiado en la vida de su cónyuge y no tiene suficiente tiempo para sí misma.
  • Si su hijo ya es mayor de edad y no vive con ella, entonces él se encuentra en el lugar del cónyuge. En estas situaciones, ellos pueden siempre estar con los padres o al revés, tratar de crear su propia familia.
  • El trabajo ocupa el lugar del hijo. Frecuentemente, en estas situaciones, la pareja no tiene descendencia, pero en caso de que sí la haya, se percibe que ella dedica todo su tiempo al trabajo.

Esquema común entre hombres

  • El hombre se dedica demasiado al trabajo y se olvida de sí mismo y de su familia. Esto no es saludable
  • El deporte ocupa el lugar de esposa, lo que no debe de ocurrir en ninguna situación: es probable que aquí haya problemas desde un punto de vista emocional.
  • La esposa ocupa el lugar de hijo, lo cual tampoco es correcto, ya que ella obtiene la atención que debe recibir su pequeño. Y el hombre, a su vez, por esto requiere mucho control sobre su pareja.
  • Según el círculo en el que se encuentren los amigos, ellos son más importantes que los hijos. Como resultado, el niño en general puede sentirse innecesario para su papá y no sentir una protección adecuada.

Estos esquemas permiten diagnosticar nuestras relaciones, en función del sano equilibrio de nosotros mismos. Permiten detectar errores y guiar su corrección, en pro de generar armónicos lazos sentimentales con el entorno.

Vía: genial.guru